Documentos vitales para hijos de inmigrantes

La población inmigrante de los EE. UU., formada por una gran variedad de nacionalidades y culturas, es el ejemplo perfecto de un crisol de culturas.

Ya sea que los inmigrantes adultos estén actualmente en proceso de convertirse en residentes legales u obtener la ciudadanía, los hijos de inmigrantes no están sujetos a las mismas normas de ciudadanía que los padres.

Conocido como Birthright Citizenship, los niños nacidos en los Estados Unidos de padres extranjeros son considerados ciudadanos estadounidenses en virtud de los derechos otorgados a las personas en la 14ª enmienda:

De la Constitución de EE. UU: ” Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanos de los Estados Unidos y del Estado en que residen”.

Cuando se trata de niños inmigrantes la naturalización no se requiere, mientras que sus padres nacidos en el extranjero deben cumplir con los requisitos establecidos por el Congreso.

¿Los hijos de inmigrantes requieren documentos vitales especiales para probar la ciudadanía?

Si te preguntas si tu hijo o hija estadounidense necesita documentación de inmigración adicional o documentación para demostrar su nacionalidad, la respuesta es no. Los niños nacidos en los Estados Unidos de padres extranjeros reciben automáticamente la ciudadanía.

 Esto significa que los hijos de inmigrantes recibirán actas de nacimiento emitidas por la oficina de expedientes de registros vitales de la ciudad o el estado en el que nacieron. Hoy en día, los padres de recién nacidos ya no reciben de inmediato un acta de nacimiento durante su estadía en el hospital.

Mientras que algunos hospitales o centros de maternidad pueden proporcionar a los futuros padres un formulario de pedido para el acta de nacimiento de su hijo a través de la oficina de registros vitales más cercana, corresponde a los padres obtener las actas de nacimiento por su cuenta.

¿El estado migratorio de un padre afecta el estado del niño, o viceversa?

Si bien a los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos se les concede la ciudadanía automática en los EE. UU., este estado no afecta ni cambia el estado del proceso de naturalización de sus padres.

Independientemente del estado documentado de un inmigrante, ya sea que sea residente legal o en vías de convertirse en ciudadano, dar a luz a un niño en suelo estadounidense no afectará la posición de sus padres ante el gobierno de los EE. UU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *